Jersey

Bajo su aparente simplicidad, el punto esconde un secreto: no se arruga. En vestidos, monos o tops, su ligereza realza elegantemente la silueta. Por eso el punto es el compañero de viaje perfecto.