Para celebrar el verano, Maison ERES se complace en anunciar la reapertura de su histórica boutique en la Place de la Madeleine.

Madera, zellige, terrazo de mármol, terciopelo

Materiales nobles utilizados para crear un nuevo concepto boutique que combina modernidad y elegancia.

Las colecciones de ERES se presentan en esta nueva vitrina que rinde homenaje a la experiencia única de la Maison.

Volviendo unos años

Originalmente, la tienda pertenecía a los padres de Irène Leroux, creadora de ERES. Allí vendían artículos deportivos. En 1968 comenzó la historia de ERES. La idea innovadora fue ofrecer a las mujeres trajes de baño durante todo el año con la promesa de ofrecer piezas únicas que garantizaran una feminidad asumida y cuerpos liberados. Por primera vez, las mujeres dominan su estilo y pueden apropiarse plenamente de su bañador. 

Un hito de la moda

La boutique se ha convertido rápidamente en un hito de la moda donde las mujeres no dudan en hacer cola durante varias horas para comprar su traje de baño ¨second skin” idóneo.

Más de 50 años después, ERES se complace en darle la bienvenida una vez más en esta tienda llena de simbolismo e historia.

Movimientos, ondas y brillo

Inherente al universo ERES, el agua, con sus movimientos, ondas y brillo, ha inspirado este nuevo espacio. De ella se derivan los materiales elegidos, como el zellige, que aporta luz y color. Es como un viaje por el Mediterráneo, en medio de colores cálidos y soleados. El terciopelo aporta calidez, especialmente a los probadores para una comodidad e intimidad únicas. 

Líneas gráficas y puras

La madera está muy presente, como un guiño a la cubierta de un barco o al suelo de parquet de un salón de baile. Otra firma de ERES es el guilloché, cuyas líneas gráficas y puras están en armonía con los productos. Para acoger mejor las colecciones y darles una buena visibilidad, los percheros han sido reelaborados, inspirados directamente en las líneas y curvas del logo de ERES. 

La majestuosa escalera de madera nos invita a descubrir el primer piso, y a proyectarnos, gracias a su espléndido piso de parquet, a bordo de una riva de teca para continuar el descubrimiento en un espacio refinado, moderno y cálido.

La creación está en el corazón de la Casa


En ERES, la creación está en el corazón de la Casa. Cada elemento ha sido pensado para resaltar nuestros productos icónicos, siempre reinventados por Marie-Paule Minchelli, que maneja el arte del cuerpo y el color a la perfección.

Desde la calle, el colorido universo de ERES ya está presente. Los colores están en el centro de la creación, se convierten en verdaderos activos: El rojo de ERES no es sólo rojo sino "Peps", el azul se interpreta como "Pista de baile" y el amarillo se transforma en "Brillo", tantos detalles que dan a ERES una energía solar.

La identidad de ERES

En adecuación con los productos, esta nueva propuesta, que refleja la identidad de ERES, ofrece diferentes colores y materiales, con diferentes volúmenes y texturas, a veces lisas, a veces en relieve... Todo ello con el objetivo de sublimar las colecciones y proporcionar a nuestros clientes una experiencia única.

ERES MADELEINE​

2, rue Tronchet​

75008 PARIS​